El ciprés de Silos

Gerardo Diego

Es uno de los poemas más leídos y comentados de la literatura española.
En el monasterio de Silos silencioso y solitario se alza el ciprés, protagonista del poema. Llega allí desasosegado Gerardo Diego. El ciprés, modelo de vertiginosa elevación casi mística, contagia de ella al poeta. Diego plasma en el soneto ese mundo de dimensiones trascendentes que la contemplación del ciprés ha despertado en su ánimo.

Reproducir el vídeo del Poema

Enhiesto surtidor de sombra y sueño
que acongojas el cielo con tu lanza.
Chorro que a las estrellas casi alcanza
devanado a sí mismo en loco empeño.

Mástil de soledad, prodigio isleño;
flecha de fe, saeta de esperanza.
Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza,
peregrina al azar, mi alma sin dueño.

Cuando te vi señero, dulce, firme,
qué ansiedades sentí de diluirme
y ascender como tú, vuelto en cristales,

como tú, negra torre de arduos filos,
ejemplo de delirios verticales,
mudo ciprés en el fervor de Silos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y su conformidad con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies