Yo voy soñando caminos

Antonio Machado

El poeta va ideando o soñando un camino ideal, abstraído en sus pensamientos canta una triste canción de la pérdida de un “doloroso amor” sufrido. El paisaje lo mismo que el poeta se obscurece y lo soñado desaparece. Continúa cantando añorando el amor perdido y deseando recuperarlo aunque padezca una herida de vida y pasión.

Reproducir el vídeo del Poema

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!…
¿Adónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero…
-la tarde cayendo está-.
«En el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día:
ya no siento el corazón».

Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.

La tarde más se oscurece;
y el camino que serpea
y débilmente blanquea
se enturbia y desaparece.

Mi cantar vuelve a plañir:
«Aguda espina dorada,
quién te pudiera sentir
en el corazón clavada».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y su conformidad con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies